ALTA VELOCIDAD

Business

September, 2020

Montaje, control de calidad y embalaje realizados nada menos que 2 600 000 veces al año.

2 600 000 artículos al año son ensamblados por personal altamente cualificado en 23 líneas de montaje, con el apoyo de 20 estaciones láser para el marcado del producto que intervienen después de que cada artículo haya superado los estrictos controles de calidad. Para evitar cualquier pequeña imperfección, cada línea está equipada con máquinas robotizadas. A continuación, directamente en la línea productiva y mediante sofisticados sistemas automatizados o a través de puestos manuales, se lleva a cabo la comprobación sistemática de toda la producción con paso de agua o de aire a hasta 6 bares, según el tipo de artículo. De aquí pasamos al embalaje: un proceso manual que permite una cuidadosa verificación final de la conformidad del producto con las estrictas normas de calidad impuestas por la empresa. Cada línea dispone de una logística actualizada en tiempo real, capaz de mantener bajo control el avance del trabajo y, en caso necesario, de recuperar las listas base de cada modelo. Los embalajes salen de un almacén especial que contiene más de 630 000 cajas de diferentes formas y tamaños. Mientras tanto, en otra zona del departamento, se imprimen las instrucciones de montaje y las etiquetas que acompañarán a cada paquete. Al final de este proceso, los productos acabados se envían al almacén automatizado, listos para ser enviados a cualquier parte del mundo.

This website use cookies. Read our cookies policy.
More info