¡BUEN VIAJE!

Business

septiembre, 2020

La fase final del proceso de producción: alta velocidad y automatización total.

Las oficinas dedicadas al backoffice, divididas en dos áreas distintas para Italia y el extranjero, se encuentran dentro del departamento de envíos. Aquí se gestionan los datos de los clientes, la entrada de pedidos, la asistencia a los destinatarios de las mercancías y los procedimientos aduaneros. El proceso es muy rápido y permite realizar una gestión simultánea de varios pedidos: el personal evalúa y divide los pedidos y los envía telemáticamente a los procesadores, que recogen y trasladan la mercancía a uno de los 12 puertos de entrada. Aquí, los empleados introducen las cajas de los productos en el embalaje exterior, que luego pasa por un proceso que incluye varios pasos automatizados, como el etiquetado, que contiene información sobre el pedido, el pesaje, que sirve para saber si están todos los productos pedidos, y el flejado final. A continuación, un procesador automático lo recoge y lo coloca en el palé. Por último se protege el palé, personalizado según los requisitos del cliente, con una película de plástico transparente, y así queda listo para emprender el viaje a su destino. Todas las operaciones posteriores se gestionarán de acuerdo con las normas Incoterms que definen de forma inequívoca y sin posibilidad de error todos los derechos y deberes de los distintos sujetos jurídicos que intervienen en la transferencia de mercancías de un país a otro.

This website use cookies. Read our cookies policy.
More info